BIENVENIDOS

¿Es la primera vez que visita nuestro blog? Entonces ¡Sea usted muy bienvenido! Este es un blog netamente religioso, dónde publicamos todas las actividades de Nuestra Sociedad Religiosa y algunas noticias de la Iglesia en general.

Is it this the first time visiting our blog? You are very Welcome! This is a religious blog in where we publish all our Religious Society activities and some news from the Church in general.

jueves, 23 de febrero de 2017

FALSA Y VERDADERA MISERICORDIA... Pío XII: Acusar de dureza y rigidez a la Iglesia y a su moral, es acusar al mismo Jesucristo


ÚLTIMAMENTE se habla cada vez más, en nombre de una mal entendida misericordia, de que la virtud es pecado y que el pecado pasa a ser una virtud; se acusa a los católicos fieles y a la Iglesia de intolerante y exceso de rigidez, dureza de corazón y falta de misericordia. ¡Como si la Iglesia no destacara entre las obras de misericordia “corregir al que yerra” y “enseñar la verdad al que no sabe”!
Esa crítica revive el error de la “moral de situación” o “nueva moral” evolucionista, reiteradamente condenada por el Magisterio pontificio. Por ejemplo, dirigiéndose a los participantes de la “Jornada de la familia” realizada en marzo de 1952, decía el Papa Pío XII:

[...] La «nueva moral» afirma que la Iglesia, en lugar de fomentar la ley de la libertad humana y del amor e insistir en cierta dinámica digna de la vida moral, hace hincapié, casi exclusivamente y con excesiva rigidez, sobre la firmeza e intransigencia respecto de las leyes morales cristianas, recurriendo frecuentemente al “están obligados” o al “no es lícito”, que tienen un excesivo sabor de humillante autoritarismo.
Pero al contrario, la Iglesia quiere —y lo destaca expresamente cuando se trata de formar las conciencias— que el cristiano sea introducido en las infinitas riquezas de la fe y de la gracia, de modo persuasivo, para que así se sienta inclinado a profundizar en ellas.
La Iglesia, sin embargo, no puede abstenerse de advertir a los fieles que estas riquezas no pueden ser adquiridas ni conservadas si no es al precio de precisas obligaciones morales. Una conducta diversa acabaría por hacer olvidar un principio fundamental, sobre el que ha insistido siempre Jesús, su Señor y Maestro. Él ha enseñado, precisamente, que para entrar al reino de los cielos no basta con decir: “Señor, Señor”, sino que debe hacerse la voluntad del Padre Celestial. Ha hablado de la “puerta estrecha” y del “camino angosto” que conducen a la Vida y ha añadido: “Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque muchos, os digo, pretenderán entrar y no lo lograrán”. Ha puesto, como piedra de toque y señal distintiva del amor a Él mismo, Cristo, la observancia de los Mandamientos. Igualmente al joven rico, que le interroga, Él le dice: "Si deseas entrar en la vida observa los mandamientos” y a la nueva pregunta: “¿Cuáles?”, responde: “¡No matar, no cometer adulterio, no robar, ni dar falso testimonio, honrar al padre y a la madre y amar al prójimo como a uno mismo!”. Él ha puesto como condición a quien quiera imitarlo, el renunciar a sí mismo y tomar cada día su cruz. Exige que el hombre esté listo para dejar por Él y por su causa cuanto tiene de más querido, como el padre, la madre, los propios hijos y, al fin, el último bien, su propia vida. Porque Él mismo afirma: “A vosotros os digo, amigos míos: no temáis a los que matan el cuerpo, porque no pueden hacer nada más. Temed más bien a Aquel que puede arrojar el alma y el cuerpo al infierno”.

Así hablaba Jesucristo, el divino Pedagogo, que sin duda sabe mejor que los hombres penetrar en las almas y atraerlas a su amor con las infinitas perfecciones de su Corazón, “bonitate et amore plenum” [“pleno de bondad y amor”].
Y el Apóstol de las Gentes, San Pablo, ¿ha predicado acaso de otra manera? Con su vehemente acento de persuasión, revelando el arcano encanto del mundo sobrenatural, ha desplegado la grandeza y el esplendor de la fe cristiana, la riqueza, la potencia, la bendición y la felicidad encerradas en ella, ofreciéndola a las almas como digno objeto de la libertad del cristiano y meta irresistible de impulsos puros de amor. Pero no es menos cierto que también son suyas advertencias como estas: “Trabajad por vuestra salvación con temor y temblor”, y que de su misma pluma han brotado altos preceptos morales, destinados a todos los fieles, ya sean de inteligencia común o almas de elevada sensibilidad.
Teniendo, por tanto, como norma estricta las palabras de Cristo y del Apóstol, ¿no se debería decir más bien que la Iglesia de hoy está más inclinada a la condescendencia que a la severidad? De ahí que la acusación de dureza opresiva que hace la “nueva moral” contra la Iglesia, en realidad golpea en primer lugar a la misma adorable Persona de Cristo [...].

lunes, 13 de febrero de 2017

LAS VIRTUDES TEOLOGALES. NATURALEZA DE ESAS VIRTUDES; SON CARACTERISTICAS DE LA CUALIDAD DE HIJOS DE DIOS. Tomado del libro "Jesucristo, Vida del Alma" del Dom Columba Marmion, O.S.B



Fe, Esperanza y Caridad
¿Qué son estas virtudes? Como os lo he dicho, son potencias para obrar sobrenaturalmente, fuerzas que nos hacen capaces de vivir como hijos de Dios y llegar a la eterna bienaventuranza.
El Concilio de Trento, cuando habla del aumento de la vida divina en nosotros, distingue, ante todas las cosas la fe, la esperanza y la caridad. Se llaman teologales porque tienen a Dios por objeto inmediato [Santo Tomás (I-II, q.112, a.1) indica otras dos razones de este término «virtudes teologales»; estas virtudes son otorgadas únicamente por Dios, y, de otra parte, sólo la Revelación divina nos las hace conocer]; por ellas podemos conocer a Dios, esperar en El, amarle de una manera sobrenatural, digna de nuestra vocación a la gloria futura y de nuestra condición de hijos de Dios. Estas son propiamente las virtudes del orden sobrenatural; de ahí su primacía y eminencia. Ved qué bien responden estas virtudes a nuestra divina vocación. ¿Qué se necesita, en efecto, para poseer a Dios?
Es menester, en primer lugar, conocerle; en el cielo ·de veremos cara a cara, y por eso seremos semejantes a El» (Jn 3,2), pero en la tierra no le vemos; únicamente por la fe en El y en su Hijo, creemos en su palabra y le conocemos con un conocimiento oscuro. Pero lo que nos dice de sí mismo, de su naturaleza, de su vida y de sus planes de Redención por su Hijo, eso lo conocemos con certeza, el Verbo, que está siempre en el seno del Padre, nos dice lo que ve, y nosotros le conocemos porque creemos lo que dice: «Nadie jamás ha visto a Dios; el Hijo Unigénito, que permanece en el seno del Padre, es quien nos le dará a conocer» (Jn 1,18). Este conocimiento de fe es, pues, divino, y por eso dijo Nuestro Señor que es «un conocimiento que procura la vida eterna». «En esto consiste la vida eterna, en conocerte a Ti, oh Dios verdadero, y a Jesucristo a quien nos enviaste» (ib. 17,3).
Por la luz de la fe, sabemos dónde está nuestra bienaventuranza; sabemos lo que «el ojo no ha visto, ni el oído oyó, ni el corazón sospechó, es decir, la hermosura y grandeza de la gloria que Dios reserva a los que le aman» (1Cor 2,9). Mas esta inefable bienaventuranza está por encima de la capacidad de nuestra naturaleza; ¿podremos, pues, llegar a ella? Sí, indudablemente; es más: Dios hace nacer en nuestra alma el sentimiento o la convicción interna de que estamos seguros de alcanzar este objetivo supremo, mediante su gracia, fruto de los méritos de Jesús y a pesar de los obstáculos que se opongan a ello. Podemos decir, con San Pedro: «Bendito sea Dios, el Padre de Nuestro Señor Jesucristo, que, según su gran misericordia, nos ha regenerado en el Bautismo, y nos dio esta viva esperanza de una herencia incorruptible que nos es reservada en los cielos» (1Pe 1,3; +2Cor 1,3).
Finalmente, la caridad, el amor, acaba esta obra de acercamiento a Dios mientras permanecemos en el mundo, en espera de poseerle en el otro; la caridad completa y perfecciona la fe y la esperanza, hace que experimentemos en Dios una real complacencia, que le antepongamos a todas las cosas, y deseemos manifestarle esa complacencia y preferencia por el cumplimiento de su voluntad. «La compañera de la fe, dice San Agustín, es la esperanza, es necesaria, porque no vemos lo que creemos y con ella no se nos hace insoportable la espera; luego viene la caridad, que aviva en nuestro corazón la sed y hambre de Dios e imprime en nuestra alma un deseo o impulso hacia El» (Sermo LIII). El Espíritu Santo ha infundido en nuestros corazones la caridad que nos mueve a clamar a Dios: ¡Padre, Padre! Es una facultad sobrenatural que hace que nos adhiramos a Dios, como a la bondad infinita que amamos más que a toda otra cosa. «¿Quién nos separará de la caridad de Cristo?» (Rom 8,35).
Tales son las virtudes teologales: admirables principios, potencias maravillosas para vivir de la vida divina, mientras moramos en la tierra. Lo mejor que podemos hacer para que sea una realidad nuestra cualidad de hijos de Dios y para caminar hacia la posesión de esta presencia eterna de la cual estamos llamados a participar con Cristo, nuestro hermano primogénito, es conocer a Dios tal como se ha revelado por Nuestro Señor Jesucristo, esperar en El y en la bienaventuranza que nos promete, por los méritos de su Hijo Jesús, y amarle sobre todas las cosas.
Dios nos ha dotado liberalmente con estas potencias pero no olvidemos que si bien nos son dadas sin nuestro concurso, no perseveran, no las conservamos ni las desarrollamos si no enderezamos a ello nuestros esfuerzos.
Es propio de la naturaleza y perfección de una potencia realizar el acto que le es correlativo (Santo Tomás, II-III, q.56, a.2; +I-II, q.55, a.2); una potencia que permaneciera inerte, por ejemplo, una inteligencia que jamás produjera un pensamiento, nunca alcanzaría el fin y, por consiguiente, la perfección que le es debida. Las facultades nos son dadas precisamente para que las ejercitemos.
Las virtudes teologales, aunque infusas, están sujetas a esa ley de perfeccionamiento, y si quedan inactivas padecerá un grave detrimento nuestra vida sobrenatural. De todos modos no son hijas del ejercicio, pues en este caso no serían infusas; y por esta misma razón sólo Dios puede acrecentarlas en nosotros. Por eso el Santo Concilio de Trento nos dice que solicitemos de Dios el aumento de estas virtudes (Sess. X, cap.18). Y en el Evangelio veis que los Apóstoles piden a Nuestro Señor les aumente la fe (Lc 17,5); San Pablo escribe a los fieles de Roma que está pidiendo a Dios haga abundar en ellos la esperanza (Rom 15,13); suplica igualmente al Señor que avive la caridad en el corazón de sus caros Filipenses (Fil 1,9).
A la oración, a la recepción de los sacramentos, conviene añadir la práctica de las mismas virtudes.- Si Dios es la causa eficiente del aumento de estas virtudes en nosotros, nuestros actos, hechos en estado de gracia, son la causa meritoria. Por los actos merecemos que Dios aumente en nuestras almas estas virtudes tan vitales; además, el ejercicio facilita en nosotros la repetición de estos actos. Este es un punto muy importante, puesto que esas virtudes son características y específicas de nuestra condición de hijos de Dios.
Pidamos, pues, con frecuencia a nuestro Padre celestial que las aumente en nosotros; digámosle, especialmente cuando nos acercamos a los sacramentos, en la oración, en la tentación: «Señor, creo en Ti, mas aumenta mi fe; eres mi única esperanza, mas afirma mi confianza, te amo sobre todas las cosas, pero acrecienta este amor, a fin de que nada busque fuera de tu santa voluntad...»

jueves, 2 de febrero de 2017

PROCESIÓN DE LA CANDELARIA, 2 DE FEBRERO...


La fiesta del 2 de febrero celebra, al mismo tiempo, la Presentación de Jesús en el Templo y la Purificación de la Santísima Virgen, 40 días después del nacimiento del Salvador. Se halla, pues unida al misterio de Navidad....
Es una fiesta de luz. Por su simbolismo, la procesión de la “Candelaria”, procesión de las candelas, evoca la manifestación de Cristo, luz del mundo, recibido en el Templo por el anciano Simeón como el enviado de Dios, “luz para iluminar a las gentes y gloria de Israel, su pueblo”. El Templo, centro de la piedad israelítica, al recibir a Jesús dentro de sus muros, parece habrá de irradiar con dimensiones universales. La venida del Salvador al Templo es el tema principal de la fiesta; pero el pensamiento de la Santísima Virgen se halla presente en toda ella.

Extraído del Misal Diario y Visperal de Dom Gaspar Lefebvre, O.S.B de la Abadía de San Andrés en Brujas, Bélgica.
159. ¿A qué fin se hace el día de la Purificación la proce­sión con candelas encendidas en la mano? -El día de la Pu­rificación hácese la procesión con candelas encendidas en la mano en memoria del viaje que hizo la Santísima Virgen con el Niño Jesús en los brazos desde Belén al templo de Jerusalén y del júbilo que mostraron los santos Simeón y Ana al encontrarse con El.
160. ¿Cómo hemos de asistir a la procesión que se hace en la fiesta de la Purificación? - En la procesión que se hace en la fiesta de la Purificación hemos de renovar la fe en Jesu­cristo, nuestra verdadera luz, pedirle nos ilumine con su gracia y nos haga dignos de ser admitidos un día en el templo de la gloria por intercesión de su Santísima Madre
Extraído del Catecismo Mayor de San Pio X

jueves, 12 de enero de 2017

103 ANIVERSARIO DE LA CONSAGRACIÓN DE LA REPÚBLICA MEXICANA A CRISTO REY.




El 11 de enero de 1914, se consagró a México al Sagrado Corazón de Jesús, acto, que demostró la fe de este compromiso, cuando en 1926 el pueblo Católico se levanto en armas para luchar por la Iglesia de Cristo.

La primera consagración al Corazón de Cristo Rey ocurrió el 11 de enero de 1914 durante una Santa Misa que presidió el entonces Arzobispo de México en la Catedral Metropolitana, quien depositó a los pies de la imagen las insignias reales. Esta consagración se realizó con la fórmula del Papa León XIII, renovándose con una forma especial en 1924 cuando México acogió el Congreso Eucarístico.

ACTO DE PROCLAMACIÓN Y CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE CRISTO REY Y JURAMENTO DE FIDELIDAD Y VASALLAJE.


¡VIVA CRISTO REY!

Corazón Sacratísimo del Rey pacífico: radiante de júbilo como fieles vasallos, venimos hoy a postrarnos al pie de tu trono y gozosos te proclamamos a la faz del mundo: REY INMORTAL DE LA NACIÓN MEXICANA, al acatar tu Soberanía sobre todos los pueblos. 
Queremos coronar tu frente, ¡Oh Cristo Rey!, con una diadema de corazones mexicanos y poner en tus manos, el cetro de un poder absoluto, para que rijas y gobiernes a tu pueblo amado. Eres Rey como afirmaste en tu pasión, ¡porque eres el Hijo de Dios! Por lo tanto, ¡Oh Monarca amabilísimo!, este pueblo tuyo, que tiene hambre y sed de justicia, que se ampara en tu celestial Realeza, te promete entronizar tu Corazón en todos sus hogares, pobres o ricos y rendirte el homenaje que mereces, reconociendo tus derechos santísimos sobre todo el orbe.

Consagramos a tu Corazón Sagrado, la Iglesia de México con todos sus Pastores, Ministros y Comunidades religiosas; la Patria querida con todos sus hogares, las familias con todos sus miembros; ancianos, jóvenes o niños; a los amigos y a los enemigos y muy particularmente, a las madres, las esposas y las hijas, destinadas a modelar el corazón del futuro pueblo mexicano, para que triunfes y reines en todos los habitantes de esta Nación.

¡Oh Cristo Rey!, con ardiente júbilo te juramos fidelidad como nobles generosos vasallos. Habla, pues, manda, reclama y exige con imperio: pídenos la sangre y la vida, que son tuyas, porque totalmente te pertenecemos; resueltos estamos a dártelos por defender tu bandera hasta que triunfe y sea exaltado, reverenciado y amado para siempre tu herido Corazón. 
Ya reina en México tu Corazón divino y desde la santa Montaña consagrada a ti, enjugará las lágrimas, restañará la sangre, curará las heridas de esta República conquistada por María de Guadalupe. Tú dominarás en ella con el cetro suavísimo de tu misericordia y en la paz como en la guerra, en la agitación como en la tranquilidad, nos verás con benignos ojos y extenderás tus benditas y poderosas manos para bendecirnos. Y nosotros, con todas las generaciones futuras, te aclamaremos nuestro Rey y Salvador. Allá volarán las muchedumbres a pedirte gracias y a ofrecerte, con alma y vida, guardar tu santa Ley: y tú, Redentor amoroso de los hombres, atrae a tu Corazón adorable a los pecadores para convertirlos.

Recobra el dominio sobre tantas almas apóstatas, desorientadas y engañadas con falsas y perversas doctrinas; conserva la fe en nosotros y despréndenos de los miserables bienes del mundo; calma los odios y une a los hermanos; ilumina a los ciegos; perdona a los ingratos; pero, sobre todo, concede a tu Iglesia la libertad y la paz por la que tanto suspiramos. Derrite con el fuego de tu divino pecho, misericordioso Jesús, el hielo de las almas; establece tus reales en todos los pueblos de nuestro país y penetre tu caridad a las cárceles, a los hospitales, a las escuelas, a los talleres; haz un trono para ti en cada corazón mexicano, porque los Pastores y las ovejas, los padres y los hijos, nos gloriamos en ser tuyos. Danos, por fin, una santa muerte, sepultándonos en la herida preciosa de tu Corazón de amor, para resucitar en los esplendores del cielo, cantando eternamente:

CORAZÓN SANTO
TU REINAS YA,
MÉXICO TUYO
SIEMPRE SERÁ

¡VIVA CRISTO REY!


lunes, 2 de enero de 2017

FELIZ Y BENDECIDO 2017... AQUÍ LES COMPARTIMOS ALGUNAS IMÁGENES DE ESTOS DÍAS NAVIDEÑOS

Navidad en San Miguel de Tucumán



Noche Buena en Vedia Bs.As.



La Iglesia Inmaculado Corazón de María ornamentada para la Navidad



Año Nuevo 2017 Capilla Virgen de Luján en Vedia Bs.As.



TODAS LAS IMÁGENES

jueves, 8 de diciembre de 2016

SANTA MISA EN HONOR DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN Y PRIMERAS COMUNIONES EN LA CAPILLA VIRGEN DE LUJÁN DE VEDIA


El Día de la Inmaculada Concepción fue declarado el 8 de diciembre de 1854, por el Papa en ejercicio en este entonces, Pío IX -Nono-. Su Santidad, después de recibir peticiones de diversas universidades católicas de todo el mundo, se congregó en la iglesia más grande e imponente del mundo, la Basílica de San Pedro, en Roma (Italia) y realizó el anuncio: "Declaramos que la doctrina que dice que María fue concebida sin la mancha del pecado original, es doctrina revelada por Dios y que a todos obliga a creerla como Dogma de Fe", dijo ante más de 200 obispos y embajadores y miles de fieles presentes. En ese momento, sonaron al unísono las 300 campanas de las torres de Roma y se echaron a volar miles de palomas mensajeras. Simultáneamente, en todos los templos católicos del mundo se celebraron grandes fiestas en honor de la Inmaculada Concepción. Hoy, la Iglesia contempla con gratitud y con asombro, las maravillas hechas por la Virgen María.
En nuestra Capilla esta mañana conmemorando este regalo del Cielo y durante la Santa Misa 
recibieron la 1º Comunión,  los niños: Damaris Belén Montes, Ariel Sebastian Quiroga y Carlos Segundo Lavallen, que durante este año vinieron conociendo las Primeras nociones del Catecismo. Durante el sermón el P. Mauricio hizo mucho énfasis en estar alertas con aquellos movimientos religiosos y sectas que se presentan como iglesias cristianas y niegan la virginidad perpetua de María, como así también le niegan el título de Madre de Dios, porque quienes dicen y predican semejantes doctrinas no pueden ser cristianos, sino que obedecen al demonio, autor y padre de éstas diabólicas organizaciones.
Ya finalizada la Misa se procedió a entregar los diplomitas a los niños que recibieron por primera vez el Pan de los Ángeles, y luego de tomarse algunas fotografías, compartimos un pequeño ágape en le salón parroquial.


  











viernes, 11 de noviembre de 2016

¿QUE HAN DE HACER LOS CATÓLICOS FIELES CUANDO NO SE TIENE LA SANTA MISA?


Capilla de la FSSPX  en Buenos Aires
En primer lugar, no es pecado no ir a Misa si no se la tiene cerca u otros graves impedimentos. Pero sí es  pecado, asistir a la “misa” nueva (Novus Ordo). Objetivamente hablando, no se debería, asistir a una misa válida, pero celebrada en unión  con el modernista "papa" falso y su jerarquía apóstata; pero en caso de que se necesite recibir los sacramentos, es lícito y no es pecado.

 Pero ¿qué hacer si no se tiene al alcance la verdadera Misa?
Se debe "Profundizar en el conocimiento de la fe católica, instruirse acerca de los errores de los modernistas, santificarse, formar a los miembros de su familia en la fe mediante la palabra y el ejemplo, hacer todo lo posible para mantenerse alegre frente a la adversidad y poner todo en las manos de Dios ".
En una palabra: ¡Haga todo lo que pueda hacer en su casa sin un sacerdote!
  
1. -HAGA EN SU HOGAR UN ALTAR Y ENTRONICE AL SAGRADO CORAZÓN.

2.USE SACRAMENTALES: Tener y usar velas benditas, agua bendita, así como un crucifijo e imágenes y cuadros de Nuestra Señora y de Santos, medallas y escapularios. También conseguir y utilizar los distintos sacramentales bendecidos en fiestas especiales del año litúrgico: ramos o palmas bendecidas, velas de la Candelaria, etc. También puede rezar devociones como las novenas, los triduos, el Mes de María, de San José, del Sagrado Corazón, entre otras.

3.BENDIGA: Rocíe con frecuencia su casa con agua bendita, bendiga la mesa antes de cada comida, bendiga a sus hijos, haga con frecuencia signos de la Cruz.

4.ESTABLEZCA UNA HORA FIJA PARA LA ADORACIÓN DE LOS DOMINGOS: Todos los domingos dedique un tiempo para rezar las oraciones de la Misa, hacer lectura espiritual y catequesis, especialmente para los niños.

5. RECE LAS ORACIONES ESPECIALES DEL DOMINGO: La hora de devoción dominical podría tener muchas formas:

La Colecta, Epístola y el Evangelio del Domingo correspondiente, con una Comunión Espiritual.
Rece el Sto. Rosario, oraciones del Tiempo Litúrgico, como podrían ser las Letanías (del Sgdo. Corazón, Lauretanas, Letanías Mayores, etc.)



6. - LA COMUNIÓN ESPIRITUAL: Consiste en desear con fe y con amor recibir a Nuestro Señor en el Sacramento de la Eucaristía. Si se tiene la desgracia de estar en pecado mortal, se debe implorar siempre primero la misericordia divina, por medio de un acto de contrición lo más perfecto posible por amor a Dios. Se diferencia de la comunión sacramental en que en esta última  sí se recibe la hostia consagrada con el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo que debe recibirse en Gracia (sin pecado) luego de la  última confesión sacramental bien hecha.  En cambio, la comunión espiritual es un acto de deseo de recibir la Eucaristía, el cual puede realizarse frecuentemente y en cualquier sitio.


ACTO DE CONTRICIÓN  I
 Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre, Redentor mío, por ser vos quien sois, bondad infinita y por que os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido, también me pesa porque podéis castigarme conlas penas del infierno. Animado con tu divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta, para el perdón de mis pecados. Amen.
ACTO DE CONTRICIÓN II
Pésame Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberte ofendido.Pésame por el infierno que merecí y por el cielo que perdí; pero mucho mas me pesa porque pecando ofendí un Dios tan bueno y tan grande como vos;antes querría haber muerto que haberle ofendido,y propongo firmemente ayudado por tu divina gracia,no pecar mas y evitar las ocasiones próximas de pecado. Amen

COMUNIÓN ESPIRITUAL

FÓRMULA DE SAN ALFONSO MARÍA DE LIGORIO
Creo, Jesús mío, que estáis realmente presente en el Santísimo Sacramento del Altar. Os amo sobre todas las cosas y deseo recibiros en mi alma. Pero como ahora no puedo recibiros sacramentado, venid a lo menos espiritualmente a mi corazón. Como si ya os hubiese recibido, os abrazo y me uno todo a Vos. No permitáis, Señor, que jamás me separe de Vos. Amén.

FÓRMULA MÁS BREVE DE SAN ALFONSO
Creo, Jesús mío, que estáis en el Santísimo Sacramento; os amo y os deseo recibir; venid a mi corazón. Os abrazo y os pido que no os apartéis de mí.
 7. - LA HORA SANTA: Rece la Hora Santa los primeros jueves de cada mes, junto a su familia. Esta devoción recomendada por el Sangrado Corazón a Santa Margarita María de Alacoque, ha sido ampliamente recomendada por varios pontífices especialmente las meditaciones escritas por el R.P. Mateo Crawley-Boevey SS.CC. 
8. - ORE Y MEDITE DIARIAMENTE: Seguir le martirologio romano, nos permite conocer diferentes santos que la iglesia nos propone para la devoción, y que nos ilustran acerca de diversos aspecto de la vida y lucha espiritual del cristiano

9. PROFUNDICE SU CONOCIMIENTO Y COMPRENSIÓN DE NUESTRA FE: Resulta fundamental en estos tiempos de caos y confusión, profundizar nuestra comprensión y conocimiento de nuestra fe, no sólo para nuestra salvación sino como un acto de Amor a Dios. Nuestro Señor mismo nos manda estudiar y así es repetido en varias oportunidades en el libro del Apocalipsis. Puede acceder a una biblioteca virtual, con gran variedad de obras de teología dogmática y moral, historia de la Iglesia, espiritualidad entre otras materias, nuestro blog capillavedia.blogspot.com tiene en la parte derecha algunos interesantes enlaces para nuestra información y formación.


¿Qué hago si no tengo la Misa? Haga algo. ¡Haga todo lo posible! Dios no pide más, Él nunca es superado en generosidad. 

lunes, 7 de noviembre de 2016

VIGESIMOQUINTO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS – QUINTO DOMINGO DE EPIFANÍA


Hay en el mundo un genio maléfico, sembrador de cizaña, trastornador del orden social y provocador maldito de llantos y miserias. El Evangelio de hoy le llama "Malo" y "Enemigo"; su nombre ordinario es "Demonio". Un odio implacable le consume las entrañas: odio a Dios, porque es la fuente de todo bien, y odio al hombre porque, después de los ángeles, en cuyo número está él, es él la más bella obra de Dios. Contraponiéndolos a las de Cristo, envía también el demonio al mundo sus apóstoles, sus predicadores, sus profetas, sus taumaturgos y sus locuaces doctores, para sembrar la cizaña de la discordia, para reducir a los incautos con el sofisma con la ilusión, con la mentira, con sortilegios y apariencias de milagro, con todas las ambiguas prácticas del ocultismo del espiritismo y del satanismo.

Epístola - Lección de la Epístola del Apóstol San Pablo a los Colosenses (III, 12-17): El Apóstol recomienda encarecidamente la paciencia y el amor mutuos, la oración frecuente, la corrección fraterna y, sobre todo su CARIDAD o amor de Dios y la unión íntima con Jesucristo.

Evangelio - + Continuación del Santo Evangelio, según San Mateo ( XIII, 24 -30). La parábola de la CIZAÑA explica el origen y la existencia del mal en este mundo. Fue el demonio envidioso quien lo introdujo, y si Dios permite que los malos convivan con los buenos, es porque no quiere destruir a éstos con ellos, sino más bien que maduren entre las tribulaciones, mientras quizá los malos gozan, dejando para el día del Juicio el cuidado de separar la CIZAÑA del TRIGO. Dios no se apresura a castigar en el tiempo, porque tiene para Sí la eternidad. 

sábado, 5 de noviembre de 2016

SACRAMENTO DEL MATRIMONIO


Acompañados de sus familiares y amigos contrajeron matrimonio hoy Sábado 5 de Noviembre, en nuestra Capilla Virgen de Luján. el Señor Oscar Horacio Celasco y la Señorita Diana Anahí Martinez, fungiendo como testigos el Sr. Juan Roberto Martinez y la Sra. Ana María Renger.


ORACIÓN:
Oh Dios, que con tu poder creaste de la nada,y, desde el comienzo de la creación, hiciste al hombre a tu imagen y le diste la ayuda inseparable de la mujer, de modo que ya no fuesen dos, sino una sola carne, enseñándonos que nunca será lícito separarlo que quisiste fuera una sola cosa.
Oh Dios, que consagraste la alianza matrimonial con un gran Misterio y has querido prefigurar en el Matrimonio la unión de Cristo con la Iglesia.

Oh Dios, que unes la mujer al varón y otorgas a esta unión, establecida desde el principio,la única bendición que no fue abolida ni por la pena del pecado original, ni por el castigo del diluvio.
Mira con bondad a estos hijos tuyos, que, unidos en Matrimonio, piden ser fortalecidos con tu bendición:
Envía sobre ellos la gracia del Espíritu Santo, para que tu amor, derramado en sus corazones, los haga permanecer fieles en la alianza conyugal.
Abunde en tu hija Diana el don del amor y de la paz, e imite los ejemplos de las santas mujeres, cuyas alabanzas proclaman la Escritura.
Confíe en ella el corazón de su esposo,teniéndola por partícipe y coheredera de una misma gracia y una misma vida, la respete y ame siempre como Cristo ama a su Iglesia.

Y ahora, Señor, te pedimos también que estos hijos tuyos: permanezcan en la fe y amen tus preceptos; que, unidos en Matrimonio, sean ejemplo por la integridad de sus costumbres; y, fortalecidos con el poder del Evangelio,manifiesten a todos el testimonio de Cristo; que su unión sea fecunda,sean padres de probada virtud, vean ambos los hijos de sus hijos y, después de una feliz ancianidad, lleguen a la vida de los bienaventurados en el reino celestial.
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.
  
    

miércoles, 2 de noviembre de 2016

NOVIEMBRE MES DEDICADO A REZAR POR LAS ATRIBULADAS Y BENDITAS ALMAS DEL PURGATORIO, REZAD POR ELLAS, HACED OFRECER MISAS, REZAD EL SANTO ROSARIO PARA QUE PRONTO SEAN LIBERADAS DE SUS TORMENTOS... Al Paraíso te lleven los ángeles - (Música)




LAS ALMAS DEL PURGATORIO sufren la pena de daño, porque están privadas de la vista de Dios. ¡Qué cruel es esta separación! La naturaleza y la gracia los impulsan violentamente hacia Dios, pero no pueden llegar hasta ÉL. Lo que les causa más pena es ver que su dicha es aplazada porque, en la tierra, gozaron de algunos leves placeres que les estaban prohibidos. Ten piedad de estas almas y, con tus mortificaciones, trabaja por retirarlas de esta triste morada.

ESTAS SANTAS ALMAS son atormentadas por el mismo FUEGO que atormenta a los condenados, su pena es la misma; la única diferencia está en que los condenados sufrirán toda la eternidad y las almas del Purgatorio solamente un tiempo. Puedes abreviar este tiempo con tus oraciones, ayunos y limosnas. ¿Negarás esta caridad a tus padres, a tus hermanos cristianos que te la piden? Oye su queja clamorosa: ¡TENED PIEDAD DE MÍ, TENED PIEDAD DE MÍ, POR LO MENOS VOSOTROS QUE FUISTEIS MIS AMIGOS!

ESTAS SANTAS ALMAS, sin embargo, tienen consuelos en medio de sus suplicios, porque están resignadas a la voluntad de DIOS que en ellas se cumple para purificarla, y porque ven, por un lado, el infierno que evitaron, y por el otro, el cielo que las espera. Cristianos, aprended de ellas cómo hay que sufrir, y pasad lo más que podáis vuestro PURGATORIO en esta vida; sufrid con la misma fortaleza y la misma esperanza que las almas del Purgatorio. "Señor, purifícadme en esta vida, a fin de que después de esta vida escape de las llamas del Purgatorio".



Al Paraíso te lleven los ángeles,
a tu llegada te reciban los mártires
y te introduzcan en la Ciudad Santa de Jerusalén.

El coro de los ángeles te reciba,
y, junto con Lázaro, POBRE en otro tiempo,
tengas un descanso eterno.

martes, 1 de noviembre de 2016

QUE TODOS LOS REYES LO ADOREN, Y TODAS LAS NACIONES LO SIRVAN. SU PODER ES ETERNO Y NO LE SERÁ ARREBATADO: Y SU REINO ES UN REINO QUE NO SE DESHARÁ.... (Fotos tomadas el último domingo de Octubre en nuestra Capilla de Argentina, en la Solemnidad de la Festividad de Cristo Rey)


Cristo es Rey por el doble título de Creador y Redentor de todos los hombres, por lo cual le deben entera sumisión no solamente los individuos, sino igualmente las familias, sociedades y naciones. Instituida en 1925 por Pío XI, esta fiesta inflama el corazón de los fieles contra los errores opuestos a los derechos divinos de Nuestro Señor Jesucristo, tan conculcados ya en aquel momento.
En su encíclica del 11 de diciembre de 1925, el Papa Pío XI denunció la gran herejía moderna del secularismo, el cual se niega a reconocer los derechos de Dios y su Cristo sobre las personas y sobre la sociedad misma, como si Dios no existiera.
El Santo Padre instituyó la fiesta de Cristo Rey para que fuera una declaración pública, social y oficial de los derechos reales de Jesús, como Dios el Creador, como el Verbo Encarnado y como Redentor. Esta fiesta da a conocer y reconoce estos derechos de la manera más adecuada para el hombre y la sociedad mediante el acto de religión más sublime, la Santa Misa. De hecho, el fin del Santo Sacrificio es el reconocimiento del completo dominio de Dios sobre nosotros, y nuestra total y completa dependencia de Él.
El Santo Padre manifestó su deseo de que esta fiesta se celebrara hacia finales del año litúrgico, en el último domingo de octubre, como la consumación de todos los misterios mediante los cuales Jesús ha establecido sus poderes reales, y casi en la víspera de la fiesta de Todos los Santos, donde Él es “la corona de todos los santos”; "hasta que sea la corona de todos a los que en la tierra salva por la aplicación de los méritos de su Pasión en la Misa." (Secreta).
Dice el Catecismo del Concilio de Trento que “el fin de la Eucaristía es formar un solo cuerpo místico con todos los fieles,” y así atraerlos a la adoración que Cristo, rey-adorador, como sacerdote y víctima, ejecutó de forma cruenta en la cruz y sigue haciéndolo, de forma incruenta, en el ara del altar de nuestras iglesias y en el altar dorado en el cielo, a Cristo, rey-adorado, como el Hijo de Dios, y a su Padre a quien ofrece estas almas.

Fuente: Dom Gaspar Lefebvre, OSB, 1945, adaptado y resumido.








lunes, 31 de octubre de 2016

APOSTOLADO EN PERÚ


Durante la última semana de Octubre el padre Mauricio -SRSLRF- estuvo visitando la hna. República del Perú, durante su visita celebró el Sto. Sacrificio de la Misa, administró el sacramento del Bautismo y  de la Penitencia, como así también entronizó el Sagrado Corazón de Jesús en varios hogares y compartió algunas charlas sobre la actual situación de la Iglesia frente a la gran apostasía de la Fe.
(Aquí les compartimos algunas fotos de esta breve crónica)



TODAS LAS IMÁGENES DE ESTA CRÓNICA MISIONERA...: 

domingo, 16 de octubre de 2016

SACRAMENTO DEL BAUTISMO


Después de la Misa del Domingo XXII después de Pentecostés fue regenerada con las aguas bautismales la niña Emma  Canale, hija de don Hugo David Canale y de doña Daniela Benitez, fieles de nuestra Capilla Virgen de Luján; la ceremonia fue realizada por S.E.R. Mons. Luis A. Argueta y fungiendo como padrino el Sr. Diego Suarez y la Sra. Florencia Micaela Benitez.